El otro día como cada día me acordé de ti

La soledad y la tristeza de sentir tu ausencia es incomparable y tu recuerdo me viene a la mente constantemente, hoy como todos los días me acordé de ti, los momentos que vivimos nunca los podré reemplazar, hoy, como cada día, me acordé de ti.

Hoy agradezco el gran viaje que es mi vida, agradezco cada paso andado y cada camino por descubrir. Hoy me permito dejar atrás las partes oscuras de mi historia y avanzo seguro hacia un futuro lleno de luz. Dios es mi camino y camino de la mano de Dios.

28 Shares